top of page

ALIVE Ventures alcanza el primer cierre de su segundo fondo de $80 millones

Para abordar los grandes problemas en América Latina se requiere de empresas de alto impacto que tengan un modelo de negocio escalable y rentable, que apunte, no solo a obtener un beneficio económico, sino también, a abordar las grandes desigualdades sociales y problemas ambientales que afectan al mundo. Desafortunadamente, en la actualidad aún hay una gran brecha en el financiamiento de este tipo de organizaciones en la región.


Situación, que desde hace más de seis años viene analizando nuestra firma administradora de inversiones enfocada en la gestión de fondos de inversión de impacto dirigidos al mercado en etapa de crecimiento temprano en América Latina, y razón por la que anunciamos el primer cierre de US$20 millones de nuestro segundo fondo de inversión de impacto de US$80 millones, que serán destinados para empresas que usan tecnología y otras innovaciones para transformar la vida de las comunidades de bajos ingresos en América Latina, pero especialmente en Colombia y Perú.


Cabe recordar, que el primer cierre del segundo fondo fue posible gracias al apoyo de reconocidos inversionistas institucionales internacionales como el Dutch Good Growth Fund, Latam Impact Fund y Acumen, así como de inversionistas institucionales nacionales, tales como Fundación Bancolombia, Fundación WWB, entre otros.


Ahora, con este cierre de su segundo fondo, ALIVE supera los US$50 millones en activos bajo administración y se convierte en la administradora de fondos de impacto más grande en la Región Andina.


Virgilio Barco, Managing Partner y co-fundador de ALIVE, señala que con este segundo fondo, se sienten encantados “de continuar apoyando a emprendedores extraordinarios que abordan los problemas sociales y ambientales más importantes de la región”.


Por otro lado, Santiago Álvarez, quien también es co-fundador y Managing Partner de la organización, señala que particularmente se siente orgulloso de que hayan logrado esta inversión con un equipo altamente diverso, “que incluye un 50% de mujeres y un 25% de personas LGBTQI+, y nuestra diversa base de inversionistas, que incluye un 42% de inversionistas Latinoamericanos".


Este capital buscará invertirse en modelos de empresas rentables y escalables que brinden a población vulnerable de la región, temas como:


  • Educación y acceso a empleos de calidad: Empresas que brinden a poblaciones vulnerables, educación y formación de alta calidad a precios accesibles, y los conecten con el mercado laboral formal.

  • Oportunidades de generación de ingresos: Empresas que brinden servicios que permitan que las pymes y los pequeños empresarios, incluidos los agricultores, prosperen.

  • Acceso a bienes y servicios críticos: Empresas que brinden a las comunidades vulnerables bienes y servicios críticos, como el acceso a energía, telecomunicaciones y salud.

  • Soluciones para resiliencia climática y mitigación: Empresas que brinden a las poblaciones vulnerables formas de mitigar el cambio climático y/o mejorar su capacidad para prepararse, recuperarse y adaptarse a los riesgos relacionados con el clima.

Maria Pia Morante, Directora de Inversiones

La directora de inversiones y General Partner del segundo fondo, Pia Morante, explica que al igual que el primer fondo, el segundo proporcionará capital catalítico y apoyo operativo “para permitir que las empresas con modelos comerciales probados escalen sus operaciones, maximicen su impacto y alcancen la rentabilidad a largo plazo”.


Adicionalmente, la directiva explica que en línea con su compromiso con la equidad de género como miembro fundador de 2X Global, el segundo fondo de ALIVE también será 2X Elegible y aplicará sistemáticamente un lente de género a sus procesos de inversión. También, buscarán incorporar una robusta estrategia climática para mejorar la capacidad de las comunidades de bajos ingresos y que logren adaptarse a los riesgos relacionados con el clima, mientras construyen un portafolio más sostenible y de mejor desempeño.


“ALIVE tiene una sólida trayectoria en inversiones de alto impacto en la región”, comparte Sandra Sainz, directora de Sonen Capital, co-gestor del Latam Impact Fund, de la mano del Fondo de Fondos, “estamos emocionados de aliarnos con ALIVE para su segundo fondo y contribuir a escalar algunas de las empresas de mayor impacto e innovadoras de la región”.


En el marco de todo este proceso, ALIVE además medirá sistemáticamente el impacto de su segundo fondo, realizando estudios periódicos de medición de impacto de todas las empresas de su portafolio. A su vez, continuará reportando el aporte de sus inversiones al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y manteniendo los más altos estándares ASG como signatario de los Principios de Inversión Responsable (PRI por sus siglas en inglés).


Por su parte, Marie Heydenreich, gerente de inversiones de Triple Jump, gestor del inversionista ancla: el Dutch Good Growth Fund, aseguró que se sienten muy entusiasmados de continuar apoyando los esfuerzos de ALIVE para escalar las pymes que están teniendo un impacto profundo y escalable en la región.


“Invertimos en el primer fondo en 2018 y quedamos muy impresionados con sus capacidades de ejecución. Este segundo, estamos convencidos de que posicionará a esta organización como líder en el ecosistema andino de inversión de impacto, por lo que nos sentimos orgullosos de seguir trabajando con ellos”, agregó Heydenreich.


Alegría, a la que también se le sumó Jacqueline Novogratz, fundadora y CEO de Acumen, quien señaló: “Es emocionante continuar siendo parte de este viaje y ver como el impacto de ALIVE crece en América Latina, en asociación con Acumen. Es impresionante ver cómo el equipo de este fondo está asumiendo los desafíos sociales y ambientales que enfrentan las comunidades de bajos ingresos”.

Comments